Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Crean el Bier Yoga: la mezcla perfecta para ejercitar el cuerpo y beber cerveza

Parecen dos elementos difíciles de combinar, pero en Alemania, comenzó esta disciplina que ya se empieza a popularizar por el resto del mundo.

La cerveza es una de las bebidas alcohólicas más consumidas en el mundo, es sinónimo de diversión y fiesta. Por su parte, el yoga invoca instantes más reflexivos, de calma y meditación. Lo primero es pensar que no tienen mucho en común, aunque ambas, permiten alcanzar diferentes estados de conciencia.

Según el sitio oficial de los creadores de esta disciplina, este ejercicio busca combinar la filosofía del yoga con la alegría de beber cerveza. La clase inicia en la posición de loto, con los ojos cerrados y sintiendo la temperatura, olor y sabor de la botella de cerveza.

bier01

La práctica del “Yoga Cervecero” o “Bier Yoga “comenzó en la ciudad de Berlín, Alemania, para hacer los entrenamientos más entretenidos. En un principio se implementó el uso de botellas de cerveza para realizar las poses clásicas. Los participantes hacían uso de las botellas en forma libre, por ejemplo: la colocaban sobre sus cabezas para mejorar el equilibrio, hasta que algunos, empezaron a tomar sorbos entre las poses.

bier02

Según explica el sitio alemán Exberliner los que se animaron a beber cerveza durante la clase, señalaron que es divertido al principio, pero que se hace difícil después de la segunda botella. Por supuesto, el yoga y la cerveza no van de la mano, pero Jhula, instructora de yoga e inventora de esta disciplina, indicó que “sabía que había un montón de personas que amaban tanto el yoga como beber cerveza, por lo que la combinación de ambos tenía cierto sentido”.

bier03

Esta idea surgió estando en el festival Burning Man, una experiencia en el que muchas personas buscan la iluminación.

Jhula, dicta sus clases en un bar de Berlín, y comenta que muchos de los participantes no son alumnos regulares, más bien buscadores de pubs extraños que se interesan más por el consumo de la cerveza, que por la práctica del yoga, y que no tiene problemas con eso, ya que las clases se convirtieron en una instancia de diversión.

bier04

Expertos en salud no están de acuerdo con esta práctica, argumentando que la mezcla de alcohol y ejercicio, es muy mala idea.

“El alcohol nubla la percepción, dificulta el control muscular, afecta el equilibrio y restringe la resistencia”, dijo el Dr. Ingo Froboese, de la Escuela Sporting alemana de Colonia. Añadió que el alcohol podría restringir la fase de recuperación de las personas, y que deberían hidratarse con mucha agua luego de una sesión de ejercicio.

Foto: Bieryoga – Facebook

pixel