Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Con un sencillo dibujo, evitó pasar el resto de sus días en el manicomio

Todos pensaban que esta joven periodista tenía una grave enfermedad psiquiátrica, pero tras una simple prueba, un médico logro llegar a la verdadera raíz del problema.

La historia de Susannah Cahalan es casi cinematográfica. Esta joven periodista neoyorquina podría haber pasado el resto de su vida encerrada en un hospital psiquiátrico de no ser por una solicitud que le realizó un médico: dibujar un reloj. La aparentemente banal tarea terminó siendo decisiva para el destino de la comunicadora.

Para comprender, es necesario remontarse hasta 2009, cuando Susannah tenía tan solo 24 años. Por aquel entonces comenzó a notar severos cambios en su comportamiento y emociones, sin una razón aparente, y sumado a un entumecimiento leve del lado izquierdo de su cuerpo.

dibujo reloj 600

 

Ni los exhaustivos exámenes neurológicos a los que se sometió fueron capaces de dar una explicación a sus problemas emocionales y sensoriales, pues con el tiempo empezó a presentar ataques epilépticos y alucinaciones. Su familia tomó la determinación de internarla en un hospital.

Las alucinaciones comenzaron a hacerse cada vez más intensas. El equipo médico que estaba a cargo de ella barajó seriamente la posibilidad de trasladarla a un centro psiquiátrico. “Comencé a patear y golpear a las enfermeras para tratar de escapar, creía que se estaban transformando en otras personas y me estaban engañando. Veía cosas que no existían”, relata Cahalan desde su perspectiva.

reloj

El traslado al manicomio era inminente, la desesperación de Susannah era cada vez mayor y el dolor para su familia no terminaba nunca. No obstante, al enterarse del caso, el neuropatólogo Souhel Najjar, del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, planteó la posibilidad de que la comunicadora estuviera siendo afectada por una enfermedad biológica y no neuronal. Para corroborar su hipótesis, le pidió a Cahalan que realizara una prueba sencilla: dibujar un reloj. La joven siguió la instrucción perfectamente, pero su dibujo tenía una notoria particularidad.

El reloj de Susannah tenía todos los números, pero solo estaban ubicados en el lado derecho del dibujo. Esta inusual interpretación podría indicar un daño cerebral en el hemisferio izquierdo, según supuso Najjar. Procedió a realizar algunas pruebas sanguíneas y se logró determinar que lo que realmente sufría la paciente era encefalitis autoinmune, afección en que los anticuerpos en la sangre bloquean al neurotransmisor conocido como NMDAR, provocando cuadros psicóticos y crisis epilépticas.

Chloë Grace Moretz instagram 600

Tras luchar contra la enfermedad hospitalizada, logró vencer completamente la enfermedad y evitó ser encerrada en un centro psiquiátrico. Posteriormente, Susannah plasmó sus experiencias en el libro “Brain on Fire” (Cerebro en llamas), texto cuya adaptación a la pantalla grande está protagonizada por la actriz Chloë Grace Moretz, y que se está promocionando por estos días, según indica el portal RT.

Susannah hoy disfruta de una vida sin mayores complicaciones, tal como muestra en sus fotografías de Instagram.

Fotos: @suscahalan – Instagram / Captura de Youtube

pixel