Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Compró esta lámpara por internet y le llegó ESTO

Internet nos ha mostrado una manera muy cómoda y nueva de comprar. A sólo un click de distancia tenemos entradas a conciertos, reservas de hoteles, ropa y hasta la compra del supermercado.

Principalmente debido a sus bajos precios, las páginas chinas se han convertido en una de las opciones preferidas de quienes deciden hacer sus compras online. En serio, los precios son tan bajos que ni siquiera lo piensas, aunque tu producto demore tres meses en llegar.

El problema es que muchas veces las fotos no se ajustan a la realidad del producto, o lisa y llanamente nos muestran su mejor cara, y cuando llega nos llevamos una tremenda sorpresa.

Un incauto pero entusiasta comprador decidió comprar en una de estas páginas la lámpara ilustrada con esta foto.

lampara

¿Qué podría salir mal? QUe venga sin bombilla o que haya que cambiarle el cable, como mucho. Así que el cliente apretó “comprar” y, confiado, esperó que llegara su lámpara nueva.

El problema es que no leyó bien la descripción del producto, probablemente estaba en chino. Sugerencia: si no puedes entender lo que dice, usa un traductor online, o pregúntale a algún amigo oriental. Mínimo.

O puedes terminar recibiendo algo como esto:

lampara1

¿Lección aprendida?