Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

¿Cómo enfrentar un despido inesperado?

Para algunas personas, mantenerse en un trabajo es difícil y más aún porque no todo depende de uno. Un error, un problema familiar, una decisión de la empresa o incluso, la rutina del trabajo puede desencadenar en las personas cuadros depresivos que muchas veces se traducen en despidos que no estaban en los planes.

La salida inesperada de una empresa no es algo que se pueda prever o evitar y para eso tenemos que estar preparados para que esta situación no sea algo tan sorpresivo. A continuación dejamos algunos consejos:

Si no te han despedido

Ahorra: Esto es lo que te va a mantener en pie mientras buscas un nuevo empleo.

Respalda tus contactos y metas de trabajo cumplidas: Cuando te toque irte, no alcanzarás a hacerlo y esto podría ser fundamental para buscar o para relucir en tu nuevo empleo.

Mantente buscando trabajo: La mejor manera de volver a emplearse rápido es estando en el mercado desde antes.

Cuida tus contactos: Aunque no lo creas, todas las personas con las que tratas en el día a día de tu trabajo son posible recomendaciones para el futuro.

Una vez que te han despedido

Cálmate: No todo está perdido, tienes tiempo para buscar y mientras más frío pienses, mejor podrás actuar.

Pide ayuda: Despedir a alguien generalmente no es fácil, por eso, quien te despide, puede ser tu mejor aliado en este momento. Puede sentirse en deuda o quizá solo cree que eres un buen trabajador, pero a quien es imposible mantener, pídele ayuda. Un despido no es necesariamente un ataque, no te lo tomes personal.

No tomes cualquier trabajo. Define cuánto puedes esperar, y dosifica tu búsqueda.

En definitiva, es posible que tengas una mala sensación por un largo tiempo y dependiendo del tipo de despido, puede que ese resentimiento te acompañe cada vez que pienses en ese trabajo que quedó atrás. Pero hay que quedarse con las relaciones positivas, no solo porque seguirán formando parte de tu red de contactos, sino porque son el tipo de vínculos que dan sentido a las relaciones personales en el trabajo.

Foto: Shutterstock

Etiquetas