Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

¿Cómo combatir el problema de piel que todas las latinas tenemos en común?

Si eres de piel morena, de seguro alguna vez has tenido pigmentación extraña o manchitas. Eso pasa porque tu piel está hecha para producir exceso de pigmentación luego de una lesión, como las quemaduras por el sol o por un grano cualquiera. Eso nos explica Alicia Barba, MD y dermatóloga y consultora de Dove. Y como las latinas tenemos pigmentación diferente a la del resto del mundo, el tratamiento para combatir los problemas tampoco es el mismo.

¿Quieres saber cómo combatirlo?

00

Lo fundamental: Usar diariamente protector solar.

01

No creas que por tener piel morena estás libre de problemas. Puede que ese hermoso color más oscuro te proteja un poco, pero la acumulación de rayos UV es la que a la larga va dejando serios daños y, en el peor de los casos, incluso puede producir cáncer. Los rayos solares hacen que tu piel produzca más pigmentación y por eso es que nos bronceamos, pero también puede crear manchas permanentes. Para prevenir debes usar diariamente factor solar de al menos 30 spf. No te preocupes por la textura: Actualmente existen muchas fórmulas y formatos. Es cosa de que encuentres el que más te acomode.

Ojo con esa manía de reventar granitos

02

Si eres de las que revientan los granos y luego ven que queda una marca permanente, entonces el problema más bien eres tú. Para que esto no ocurra, en lugar de reventarlos, invierte en un buen producto focalizado que elimine esos molestos visitantes de forma segura y sin secuelas. La doctora Barba nos recomienda usar tratamientos a base de peróxido de benzoilo, ya que evitan la pigmentación posterior.

Los factores genéticos también pueden tratarse

03

Si tu problema no es el acné, la doctora recomienda tratar esas manchas con ácido glicolico, pero si tu piel es demasiado sensible para ocuparlo, entonces aplica lociones que contengan mucha vitamina C o extracto de regaliz, pero sólo en las zonas que quieras corregir, o sino terminarás causando el efecto contrario y quedarás con pequeños puntos claros.

Las manchas más grandes necesitan un tratamiento distinto

04

Una cosa son los pequeños puntos oscuros, pero otra es esa molesta zona gigante y de tono diferente que te hace ver como un dalmata. Estas grandes manchas se llaman melasma  y suelen estar alrededor de tu boca, en la frente o en las mejillas, según lo que nos cuenta la doctora Barba. Lo importante en este caso es hacer algunos cambios en tu estilo de vida: Pregúntale a tu ginecólogo si te puede recetar otras pastillas anticonceptivas, ya que éstas pueden ser las causantes de tu problema. Además, la doctora recomienda que siempre salgamos con un sombrero que nos proteja del sol, ya que éste afecta directamente a los melasmas.
Si quieres una solución más personalizada a tus problemas de piel, te recomendamos consultar directamente con tu dermatólogo.