Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Cómo 100 años de selección genética han dañado irremediablemente a los perros

Muchas veces el ser humano provoca profundos daños a los seres que nos rodean, por nuestro individualismo e inconsciencia.

Una de esas acciones perjudiciales es la cría de perros de raza. La obsesión por seleccionar y cruzar a perros que tienen ciertas características deseables de cierta raza, genera problemas genéticos graves que van en desmedro de la calidad de vida del perro.

Desde hace varios siglos, el ser humano comenzó a cruzar a los perros según sus necesidades o caprichos, ,incluso por moda. Algunos de estos perros eran criados para trabajar, otros para cazar, y otros para compañía, con características específicas que determinaban su ‘pedigrí’.

Para mantener las razas “puras”, los criaderos de perros han puesto en práctica la selección genética, lo que puede significar un impacto negativo en la calidad de vida de la mascota, e incluso acelerar su muerte.

Uno de los métodos más comunes de selección genética es el cruzamiento endogámico o endocría, que consiste en cruzar a perros con lazos sanguíneos directos, es decir con sus padres o hermanos. Al igual que pasa con los seres humanos, esto trae consecuencias.

El sitio Dog Behavior Science analizó algunas de las razas de perros que hoy conocemos con cómo se veían hace casi 100 años atrás, señalando cómo estas prácticas han afectado el aspecto y la salud de estos animales.

razas1

Por ejemplo, el Bull Terrier ha sufrido la mutación de su cráneo, y su abdomen es más grande. Algunas de los problemas comunes a esta raza son los dientes supernumerarios (tener más dientes de lo normal) y una obsesión compulsiva por perseguirse la cola.

razas2

El Basset Hound ha sufrido un cambio de estructura en sus patas traseras. Hoy, sufre de exceso de piel, orejas demasiado grandes para ellos, y sufren problemas vertebrales. Además, sus ojos caídos que a muchos les parecen tan tiernos son muy propensos a sufrir problemas graves en sus párpados.

razas3

El cambio de los perros boxer ha sido más dañino incluso: su nariz es más corta y el hocico se ha curvado hacía arriba, lo que le provoca dificultades para controlar su temperatura cuando hace calor, lo que hace perjudica su rendimiento físico. Además es muy propenso a desarrollar cáncer.

razas4

Los bulldog ingleses son de las razas que más ha cambiado visiblemente. Es tan enfermizo, que un estudio realizado por Kennel Club del Reino Unido en 2004, dijo que la esperanza de vida de esta  raza es sólo de 6,25 años. Sus patas cortas y cuerpo pesado dificultan mucho la reproducción, y el parto suele ser muy peligroso para la madre y el cachorro.

razas5

Los dachsund, o perros salchicha han perdido toda proporción con el tamaño del animal y sus patas son cada vez más cortas. Esta raza tiene el riesgo más alto de sufrir algún tipo de complicación con los discos intervertebrales (discos que separan las vertebras).

razas6

Los pastores alemanes son otras de las razas arruinadas por los humanos. En el libro Dogs of All Nations, eta raza es descrita como un perro de tamaño mediano (25 kg), muy lejano al  actual, que pesa en promedio 38 kg, lo que le ha traído problemas como falta de energía y de fuerza, además de ser una de las razas más propensas al cáncer.

razas7

La nariz del pug es una de las más achatadas, lo que le provoca graves problemas respiratorios. Esto les provoca problemas como presión arterial alta, problemas cardíacos, baja oxigenación, dificultad para respirar, tendencia a recalentarse, dermatitis en los pliegues y problemas dentales, entre otros. El enroscamiento de la cola es en realidad un defecto genético, y en casos extremos, puede conducir a parálisis.

razas8

Alguna vez considerado un perro de trabajo, hoy esta raza tiene un tamaño enorme, nariz achatada y abundante piel, lo que hace que se sobrecaliente rápidamente y sea incapaz de hacer mucha actividad física. Además, tiene asociadas enfermedades graves como la parálisis de Stockard, hemofilia, osteosarcoma (cáncer de huesos) y problemas a la sangre.