Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Comió comida vencida durante 7 días para que todos tomen conciencia sobre botar los alimentos

Comió carne, pollo y tocino. Tomó leche y comió frutas. Todo durante 7 días y este fue el resultado de su experimento.

Lo reconozco: cuando leo que la comida pasó su fecha de vencimiento me da nervio comerla. Pero, no es que sea un pecado capital ni nada, todos tenemos ese susto de que al ingerir algo vencido pueda hacernos mal. ¿Es tan así el tema?

Casey Williams, editor del The Huffington Post, decidió comer durante una semana alimentos vencidos. Desde el desayuno hasta la cena, Casey paso por lácteos como leche de soya, carnes como pollo y tocino e incluso frutas y verduras.

Huevos en la puerta del refrigerador

Según su testimonio en ningún minuto se sintió enfermo o algo por el estilo, a lo más le tocó sabores no tan sabrosos y texturas no tan vistosas, como el melocotón vencido. En cambio el pollo y el tocino estaban deliciosos, al igual que la leche de soya y unos huevos.

Fecha de vencimiento

Concluyó que la comida vencida solo es peligrosa si huele mal, se ve asquerosa y sabe terrible. Claro, lo ideal es comer dentro de las fechas estipuladas pero no hay que ser tan categóricos con el tema.

Marianne Gravely, del Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria en el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, afirma que el etiquetado de los productos es para brindarle información a los consumidores sobre cuándo el alimento perderá su frescura, pero no cuando se va volver tóxico.

Leyendo fecha de vencimiento

Según el último informe “Global Food, Waste Not, Want Not”, elaborado por la Institución de Ingenieros Mecánicos del Reino Unido, entre el 30% y 50% de los 4.000 millones de toneladas de alimentos que se producen anualmente en el planeta nunca llegan a consumirse y terminan en la basura.

Esta es una buena manera para hacer tomar conciencia con el tema de desperdiciar los alimentos. ¿No crees?

Fotos: Shutterstock.com