Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Clienta humilló a una joven por su color de piel pero recibió una épica lección

Una de las clientas, quien se encontraba en silla de ruedas, no quiso ser atendida por Josie y pidió que le “traigan a una señorita blanca”.

Josie Ajak es una joven inmigrante de Sudán que trabaja en un café de Australia, cuya historia de discriminación se hizo viral en los últimos días, luego de vivir un incómodo momento tras ser insultada por su color de su piel.

El reprochable hecho fue viralizado por su amiga y compañera de trabajo Jade Arevalo, quien lo dio a conocer a través de una publicación de Facebook, la que ha recibido miles de felicitaciones.

Según el testimonio, una de las clientas, quien se encontraba en silla de ruedas, no quiso ser atendida por Josie y pidió que le “traigan a una señorita blanca”, ya que ella “no merecía su tiempo ni dinero”.

Ante esto, la joven le dijo a la mujer que no había problema y que debía esperar su turno. Sin embargo, la atención nunca llegó, dado que avisó a sus colegas que ella no sería atendida por haber cometido un acto de racismo en el local.

Luego de esperar un tiempo por su café, la mujer decidió retirarse del local.

“Josie es una de las personas más amables y buenas que uno podría conocer. Ella no merece ser excluida de esta manera.”, destacó Jade sobre lo injusto que fue la clienta con su amiga.

“Lo peor es que esta desagradable señora que pidió que la atendiera otro miembro del personal se desplaza en silla de ruedas, y posiblemente podría entender las dificultades que tiene la vida” reflexionó Jade.

Al finalizar su publicación, la joven le envió un mensaje a la protagonista de esta discriminación. “La próxima vez que vengas al local y quieras una bebida, dale un abrazo a Josie y salúdala”, remató.

Foto: Jade Arevalo – Facebook

pixel