Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Científicos prueban tratamiento que reduce hasta en un tercio la mortalidad de pacientes con Covid-19

Científicos del Reino Unidos anunciaron haber conseguido la primera prueba de que un fármaco mejora las posibilidades de sobrevivir al Covid-19. Se trata de un tratamiento con un esteroide llamado dexametasona, que en dosis bajas logró reducir hasta en un tercio las muertes de enfermos graves hospitalizados con coronavirus.

La Universidad de Oxford informó en un comunicado que el medicamento, que forma parte del mayor experimento mundial para evaluar la efectividad de los tratamientos existentes para enfrentarse al virus, “disminuyó el riesgo de muerte en un tercio para los pacientes asistidos con ventilación mecánica”, mientras que “para aquellos con oxígeno, redujo las muertes en una quinta parte”.

“Es un resultado extremadamente positivo”, dijo Peter Horby, uno de los científicos que lideró del estudio, en el que participaron 11.500 pacientes de más de 175 hospitales del NHS, el sistema nacional de salud del Reino Unido. “El beneficio de supervivencia es claro y amplio en los enfermos suficientemente graves para requerir el tratamiento con oxígeno, de manera que la dexametasona debe ser desde ahora el tratamiento estándar para estos enfermos. La dexametasona no es cara en la venta al público y se puede utilizar inmediatamente para salvar vidas en todo el mundo”, agregó.

Los investigadores explicaron que alrededor de 19 de cada 20 pacientes con coronavirus se recuperan sin necesidad de ser ingresados en el hospital, recoge ABC. Y aunque la mayoría de ellos se recuperan, son los pacientes de alto riesgo que requieren oxígeno o ventilación mecánica “a quienes la dexametasona parece ayudar”. El medicamento, que ya se usa para reducir la inflamación en una variedad de afecciones, “parece que ayuda a detener parte del daño ocurre cuando el sistema inmunológico se sobrecarga mientras trata de combatir el coronavirus”, detalla el comunicado, ya que “la reacción exagerada del cuerpo, que se llama tormenta de citoquinas, puede ser mortal”.

Si la dexametasosa, un medicamento barato y disponible en todo el mundo se hubiera utilizado para tratar a pacientes hospitalizados con complicaciones respiratorias graves desde el comienzo de la epidemia, dicen los científicos, solo en el Reino Unido se podrían haber salvado hasta 5.000 vidas.

Foto: Shutterstock.

Etiquetas