Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

China pide a ministro japonés que beba el agua contaminada de Fukushima que consideró potable

Japón sorprendió esta semana al anunciara que arrojará al Océano Pacífico el agua procesada de la central nuclear de Fukushima.

El primer ministro japonés dijo que es la opción “más realista” e “inevitable para lograr la recuperación de Fukushima”.

“El gobierno japonés ha compilado políticas básicas para liberar el agua procesada en el océano, después de garantizar los niveles de seguridad del agua, mientras el gobierno toma medidas para evitar daños a la reputación”, dijo Suga.

Sin embargo, el anuncio del gobierno nipón fue rechazado por grupos ambientalistas y por la industria pesquera, así como por China y Corea del Sur.

China pidió hoy al viceprimer ministro japonés y titular de Finanzas, Taro Aso, que se beba el agua contaminada de la central nuclear de que éste dijese que era “segura para beber”.

“Un alto cargo japonés dijo que está bien si bebemos este agua, entonces por favor, adelante, bébala”, afirmó Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Exteriores de China.

“El Océano Pacífico no es la alcantarilla de Japón”, agregó en una rueda de prensa.

La autoridad nipona dijo que la “ignorancia” de Japón del medio ambiente ecológico es “totalmente injustificable”. Agregó que el equipo de expertos del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) afirmó que arrojar esas aguas al mar “afectará al medio marino y la salud de las personas”.

Lijian instó al gobierno japonés a no llevar a cabo el vertido sin obtener el “permiso” de otros países y de la OEIA.

Según informó Japón, el trabajo para verter el agua contaminada comenzará en aproximadamente dos años y se espera que el proceso completo tome décadas.

Contraria la visión de China y grupos ambientalistas, Estados Unidos apoyó y agradeció la decisión de Japón y la que calificó como “transparente”.

“Agradecemos a Japón por sus transparentes esfuerzos en su decisión de eliminar el agua tratada del sitio de Fukushima Daiichi”, dijo el secretario de Estado, Antony Blinken.

Foto: Wikipedia

Etiquetas