Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

¡Atención! Los arañazos y mordeduras de tu gato podrían ser mortales por esta razón

Una bacteria inofensiva para los pequeños felinos vive en sus garras y bocas, la cual podría infectarte gravemente, dañando tu cerebro y corazón.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos realizaron un estudio que se extendió entre el 2005 y el 2013, con el objetivo de analizar los casos de personas que han desarrollado la denominada “enfermedad por arañazo de gato”.

Esta infección se produce por la bacteria Bartonella Henselae que habita en la boca y las garras de los gatos, que no son afectados por ella, pero en los humanos puede causar graves trastornos crónicos e incluso la muerte, según lo publicado por Tecnoxplora.

shutterstock_319028195

De acuerdo a los resultados de la investigación, aproximadamente doce mil personas se contagiaron con la bacteria cada año en promedio, mientras que quinientas de ellas necesitaron ser hospitalizados por las complicaciones que presentaron.

Esta peligrosa bacteria se transmite de gato a gato, y los felinos también la adquieren al lamer y tragar el excremento de las pulgas, aunque se desconoce cómo se originó en un principio.

La enfermedad se presenta después de una o dos semanas de sufrir un rasguño o mordedura de gato y sus síntomas son fatiga, fiebre, dolores de cabeza e hinchazón de los ganglios linfáticos. La infección puede afectar al cerebro y al corazón en casos extremos.

shutterstock_339586895

La doctora Christina Nelson, una de las investigadoras, se refirió al descubrimiento del estudio:

“El alcance y el impacto de la enfermedad es un poco más grande de lo que pensábamos. En un intento por frenar el número de brotes, se insta a los dueños de los gatos a que no abracen a sus mascotas y a lavarse las manos con la mayor frecuencia posible. La enfermedad por arañazo de gato se puede prevenir. Si podemos identificar las poblaciones en riesgo y los patrones de la enfermedad, podemos centrar los esfuerzos en prevención”.

En tanto, otros especialistas advierten que la gravedad aumenta en las personas que están inmunodeprimidas, como por ejemplo, los pacientes que padecen de VIH y otros males que disminuyen las defensas del organismo.

Fotos: Shutterstock

pixel