Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Así quedó una casa por culpa de una simple patineta eléctrica

La familia Fox sufrió el incendio de su hogar tras la explosión de una ‘Hoverboard’ comprada en el sitio web.

Se transformaron en uno de los productos favoritos de los niños y adolescentes, pero hoy están en entredicho. Los ‘hoverboard’ fueron uno de los productos codiciados en la pasada navidad en Estados Unidos. Las ‘patinetas electrónicas’ fueron de las más solicitadas por los norteamericanos debido a su facilidad de traslado y su comodidad para el transporte.

Aunque en Latinoamérica la fama de este producto no ha tenido el auge esperado, en nuestras calles podemos ver a más de uno trasladándose en estas particulares patinetas. Si estás pensando en comprar un ‘hoverboard’ para esta navidad, quizás la historia de la familia Fox te hará cambiar de opinión.

hoverboard

Según cuenta Univisión, transcurría el año 2015, cuando Megan Fox, de Nashville, Tennessee, decidió adquirir un patineta de tipo ‘hoverboard’ por 274,79 dólares. En el vecindario varios habitantes tenían este vehículo electrónico y uno de sus cuatro hijos quería uno para Navidad. La mujer acogió las recomendaciones y compró el modelo Fiturbo F1. Amazon lo vendía a través de una empresa llamada W-Deals, que debía traerlo desde China.

El regalo navideño estuvo guardado en el ropero de los Fox hasta el 25 de diciembre. Dos semanas después, los hermanos Fox se encontraban en casa cuando escucharon unos extraños ruidos. Al percatarse de la situación, subieron las escaleras. El ‘hoverboard’, que estaba en la planta baja, explotó. La niña de 16 años rompió una ventana del segundo piso y cayó a los brazos de Brian Fox, su papá. Luego él, con ayuda de una escalera, rescató a su hijo de 14 años por otra ventana. Los Fox perdieron todo: sólo quedaron con sus automóviles, algunas fotos y libros.

La familia Fox contrató a Steve Anderson, uno de los 100 mejores abogados de la ciudad, quien el 26 de octubre pasado puso una demanda de 30 millones de dólares contra Amazon.

“Amazon, como acusado, conocía los peligros de los ‘hoverboards’ como el que fue enviado a la casa de los Fox. A pesar de ello, vendieron y distribuyeron el producto, que no estaba adecuadamente representada en su sitio web y ya era excesivamente peligroso en el momento de la venta”, dice la demanda.

Desde diciembre del año pasado, los medios han registrado varios incendios de ‘hoverboards’, algo que aumenta los problemas para la empresa.

Fotos: Nashville Fire Department – Facebook / Shutterstock

pixel