Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Así es como las anguilas eléctricas producen electricidad y atacan a su presa

¿Alguna vez pensaste en que sería genial controlar y producir electricidad? No eres el único. Varias veces he pensado que sería increíble tirar rayos de mis manos pero sé que es imposible. Por lo menos para mí, porque para la anguila es más que posible. Pero, ¿cómo lo hace para realizar descargas eléctricas?

Anguila eléctrica

Las anguilas son nativas de Sudamérica, donde se encuentran en estado natural en las cuencas del río Amazonas y el Orinoco; habitan zonas de aguas tranquilas, prefiriendo los lechos limosos, arroyos y zonas pantanosas.

Tienen una serie de células alojadas en el sistema nervioso capaces de producir cargas de hasta de 600 voltios de electricidad, casi el triple que un enchufe en Europa. Su neurotransmisor, llamado acetilcolina, recorre todo el cuerpo de la anguila como una batería.

Esta misma corriente se aumenta en el agua y sirve para crear un campo eléctrico capaz de detectar presas al interrumpir la paz de dicho campo.

Anguila en una pescera

Gran parte de estas descargas llegan a su corazón, por lo que es normal verles realizar movimientos bruscos con cada descarga. Sin embargo las anguilas están acostumbradas a este tipo de dolores.

Una investigación realizada por el profesor Kenneth Catania, de la Universidad de Vanderbilt, y publicada en Science determinó que las anguilas emiten descargas similares a las pistolas electricas Taser, comúnmente utilizadas en procedimientos policiales.

También pueden golpear y tragar un gusano o un pez pequeño en una décima de segundo. ¿Qué te parece?