Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Así afectan los teléfonos inteligentes nuestras relaciones amorosas

Si piensas en tu vida amorosa, debes hacerlo en dos planos: antes de que existiera Internet y después. La tecnología está cambiando, al igual que la forma en que nos encontramos, saludamos y nos enamoramos. El antropólogo Roland Kapferer de la Universidad de Deakin, dice que en una generación, teléfonos y aplicaciones han dado lugar a una nueva forma de relaciones amorosas. De hecho, estamos siendo testigos de un cambio antropológico completo en la forma en la que buscamos nuestras almas gemelas.

Tenemos menos empatía por los demás

No me importa.

El uso de redes sociales como Facebook, ha cambiado la forma en que nos relacionamos e involucramos. No tener contacto cara a cara con una persona puede disminuir nuestra empatía por ellos. De hecho, un estudio estadounidense concluyó que la empatía de la gente se redujo en un 40% entre 2000 y 2010.

Los mensajes de texto construyen conexiones

“Textear” ha generado un gran desarrollo en las relaciones. Si conoces a alguien en línea y se textean antes de conocerse en persona, es una etapa importante en el proceso de construcción de relaciones. Dado que los mensajes de texto son fáciles de enviar y menos intimidantes que hacer una llamada telefónica, se han ampliado las posibilidades de comunicación.

Estamos tratando las citas como un juego

En OkCupid, Yesca, Tinder y otras aplicaciones, las personas se convierten en una de las muchas opciones a través de una pantalla. Se apuesta por un “like” al perfil de alguien. Hay programas que te ayudan a “likear” miles de personas a la vez, lo que aumenta las probabilidades de que alguien también guste de ti.

Nadie se arriesga más al rechazo

Me gustas ¡Vete de aquí!

Aplicaciones como Happn te protegen ante el rechazo. Si ves a alguien y te gusta, puedes averiguar si es soltero y está interesado antes de enfrentarse a la vergüenza del rechazo. Estamos confiando en la tecnología como un amortiguador y lo usamos para tomar decisiones. Como resultado, algunas personas nunca asumen riesgos necesarios para encontrar una pareja.

¿Y tú cómo crees que te ha afectado la tecnología en tus relaciones amorosas?