Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Aire acondicionado en la oficina: la eterna lucha entre hombres y mujeres tiene una explicación científica

Un estudio científico se encargó de investigar por qué ambos sexos tienen diferentes preferencias respecto a la temperatura ideal para trabajar.

Durante el verano, el tema del aire acondicionado alcanza gran importancia y provoca una que otra discusión en la oficina. Y es que mientras unos tienen frío y lo único que quieren es apagar por un rato la máquina, otros sienten el mismo o más calor a que si se encontraran en la ciudad con mayor temperatura del mundo.

Es en esta fecha donde ocurre un curioso fenómeno: los vestidos y polleras de telas livianas se combinan con sweaters y ponchos de invierno.

shutterstock_556288342

Según un estudio publicado en la reconocida revista científica Nature Climate Change, las mujeres son las que más sufren con la existencia de aire acondicionado. Esto debido a que la temperatura, en la mayoría de las oficinas, se ajusta respecto a un método implementado en la década del 60 acorde al metabolismo masculino, específicamente, al de un hombre de 40 años, de acuerdo al sitio Infobae.

El metabolismo de un varón de 40 años es un 30% más rápido que el de las mujeres, por esto, mientras los hombres están más cómodos con el aire frío en la oficina, las féminas prefieren unos grados más.

“El mensaje principal es que dentro de los estándares actuales, el valor de la temperatura está basado en el hombre promedio. Esto subestima el índice metabólico de la mujer en un 20% o 30% en promedio”, señaló el doctor Boris Kingma del Centro Médico de la Universidad de Maastricht, en los Países Bajos, y líder de la investigación.

shutterstock_551836930

Los expertos que participaron del estudio, sugieren crear un nuevo sistema basado en las diferencias de género, edad y características fisiológicas. “Los estándares actuales no incluyen variables que tengan en cuenta la composición del cuerpo de los ocupantes de un edificio. Queremos mostrar que se puede hacer algo al respecto en el futuro”, precisó Kingma.

Cabe decir que los autores “no recomiendan un alcance específico de temperatura en la oficina. Señalamos, en cambio, cómo el índice metabólico difiere entre los hombres y las mujeres, y qué tan importante esta información podría ser a la hora de definir los estándares de temperatura para interiores”.

Fotos: Shutterstock.

pixel