Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

A este repartidor le dieron 700 dólares de propina sin saber que cambiarían su vida

Cuando al repartidor de pizza Jeff Louis lo llamaron para un reparto temprano en una iglesia, nunca pensó que su vida estaba a punto de cambiar.

El joven de 22 años había estado luchando contra la adicción a las drogas, pero hizo el esfuerzo de levantarse temprano ese domingo para atender el llamado de su jefe. Se trataba de la iglesia de Life Point.

El pastor Ken Wright había decidido darle US$100 por la temporada navideña. Pero cuando comentó a los fieles congregados sobre su plan, entre todos se pusieron de acuerdo y juntaron un total de US$700 para la propina.

Cuando Jeff llegó con las siete u ocho pizzas lo recibieron afuera de la iglesia por algunos fieles de la congregación, quienes le dijeron que tomara una de las pizzas y se la llevara al pastor al escenario.

pizza1

Aunque se sintió incómodo, el repartidor hizo lo que le pidieron, y recibió la generosa propina. Jeff agradeció profusamente a la iglesia, que no tenía idea que el hermoso gesto iba a significar mucho más que un poco de plata extra.

En un conmovedor video posteado a las redes, el repartidor luchó contra lágrimas mientras describía el ‘maravilloso’ momento en el que lo llamaron al escenario.

‘Es realmente increíble. He estado pasando por un momento muy difícil luchando para mantenerme limpio y todo, y sólo estoy intentando recuperar mi vida, y realmente me sorprende que la gente que ni siquiera me conoce quiera ayudarme tanto’.

‘Todavía estoy asombrado del amor y la generosidad que me mostraron hoy. Gracias a usted y a todas las personas de su iglesia, fue una experiencia increíble que llevaré conmigo el resto de mi vida.’

El Pastor Wright, quien vio el mensaje de Jeff y lo compartió con sus feligreses, dijo que esa es la prueba de que se puede cambiar el mundo ‘una vida a la vez’.

Mira el video compartido por Louis, en el que describe entre lágrimas su experiencia.

https://youtu.be/T4S2EyB9iTA