Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

A esta chica le partió el alma ver que esta anciana comía sola e hizo algo realmente hermoso

En la sociedad en la que vivimos hoy en día, donde todo el mundo tiene la cabeza metida en su celular, tablet o computador y es difícil notar a la gente que nos rodea. Estamos tan hiper-conectados con las personas que ya conocemos, que el conocer personas nuevas se vuelve cada vez más difícil. Y es que sólo cuando salimos de esta burbuja virtual, ya sea por opción o porque se nos acabó la batería, nos podemos dar cuenta de lo aislados que vivimos los unos de los otros. Es por eso, que hoy en día el mundo real está lleno de gente sola. Y la triste realidad es que las probabilidades de puedan conectar con otra persona se reducen por cada aplicación que es lanzada al mercado.

Man-Eating-Alone-Small

Dentro de esta realidad, nos llega una historia que hace 50 años hubiera sido algo profundamente cotidiano. Sin embargo, hoy en día es verdaderamente algo inspirador. Es por eso que el post que dio a conocer la historia ya cuenta con más de 2.250.000 de likes en Facebook. A continuación te dejamos la narración hecha por la propia protagonista, Brooke Ochoa.

Foto por Brooke Ochoa

Foto por Brooke Ochoa

“Hoy a la hora de almuerzo fui a un restaurant y vi a una señora mayor que venía en dirección a la puerta. La esperé para sujetarle la puerta y me agradeció de manera muy dulce. Al entrar le dijo a la mesera: ‘mesa para uno’. Esperé y luego de dudarlo un poco, caminé hacia ella y le dije: ‘yo también estoy comiendo sola, ¿podríamos almorzar juntas?’ ¡Estaba profundamente feliz! Me contó que había pasado la última década viviendo con su madre, que había muerto recientemente, y su tía, que había sido ingresada en una casa de retiro, por lo que se había estado sintiendo muy sola. Tuvimos una conversación increíble y no paró de sonreír y agradecerme que la escuchara, lo que me hizo muy feliz a mí también. Sus palabras sanaban mi corazón tanto como yo sané el suyo. ¡¡¡Por lejos fue la mejor decisión que he tomado en todo el año!!! Su nombre es Delores y, de ahora en adelante, almorzaremos todo los jueves.

Fantástico, ¿no? ¡Comparte la historia para que más personas sepan sobre Brooke y Delores!