Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

A 3 meses del verano, ¿tu rutina de ejercicios es la correcta para ti?

¿A qué grupo perteneces?

Aunque pareciera que el verano acaba de terminar, ya estamos a sólo 3 meses de que empiece la temporada de bikini. Para todos aquellos que entran en modo de hibernación en invierno y prefieren cultivar una capa de aislante natural, aquí les dejamos una interesante información de cómo atacar su tipo específico de “gordura” para así no perder el tiempo en dietas y ejercicios que no son para nosotros. Aunque es un dato más bien desconocido por muchos, hay diferentes formas de engordar y cada una se relaciona con la reacción que tiene tu cuerpo a diferentes tipos de alimentos. Aquí te dejamos 6 tipos de cuerpos, identifica el más parecido al tuyo, sigue estos consejos y de aquí a Diciembre serás la envidia de las playas.

1. Gordura de comida

pretty lady sitting on a diet

Si te identificas con la figura número 1, estás dentro de la categoría más común. Se origina por el consumo excesivo de azúcar y grasas. La buena noticia es que es la más fácil de combatir. Con reducir tu consumo de comida y ejercitarte por lo menos 30 minutos al día será suficiente para reducir tus medidas.

2. Gordura del “estómago nervioso”

garfield

Este tipo de gordura se origina por ansiedad, depresión y estrés. Las personas que sufren de éstos tienden a comer chocolates, y azúcar en general, a causa de la ansiedad que les generan estos trastornos. La manera de combatirla es con un tratamiento para disminuir el estrés, a la vez que reduciendo el consumo de dulces. Esto se traducirá directamente en una disminución de la panza.

3. Gordura por glúten

girl-eating-banana-split

Las mujeres son las más afectadas por éste tipo de gordura. Especialmente las que se encuentran en la adolescencia, presentan un trastorno hormonal o están atravesando la menopausia. Las claves para tratarla son 3: eliminar el consumo de alcohol, dejar de fumar y evitar estar sentadas por largos períodos de tiempo. Además, el entrenar con peso puede ser clave para lograr tu talla ideal.

4. Gordura de metabolismo aterogénico

bad-drinks

Las personas con esta gordura, normalmente acumulan grasa en el área de abdomen y, a veces, les cuesta respirar. La clave para bajar esos kilos extra está en dejar de consumir alcohol.

5. Gordura por circulación venosa

tired-runner-clip-art-i5

Esta gordura se caracteriza por ser hereditaria. Se manifiesta en personas con piernas hinchadas o mujeres embarazadas. La mejor manera de combatirla es el ejercitarse subiendo escaleras o saliendo a correr.

6. Gordura por inactividad

salad

Cuando una parte del cuerpo que solía ser ejercitada deja de serlo, surge este tipo de gordura. Por ejemplo, si antes hacías varias series de abdominales diarias pero lo dejaste, lo más posible es que sufras de este tipo de gordura. La mejor manera de evitar que esto pase es no saltarse comidas por un largo período de tiempo. Es decir, ten un horario de comidas fijo y respétalo.

¿Te identificas con alguno de estos patrones? ¡Compártelo! Asi tú y todos tus amigos serán los guardianes de la bahía por excelencia.