Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

A 24 años del estreno: Así se hizo ‘Space Jam’, la película de Michael Jordan y Bugs Bunny

Michael Jordan anunció -por primera vez- su retiro de la NBA en octubre de 1993, tras el asesinato de su padre. Durante dos años decidió dedicarse al béisbol, deporte en que probó suerte en los equipos Chicago White Sox y Birmingham Barons, hasta que en marzo de 1995 anunció su retorno al básquetbol.

Entonces la estrella deportiva se dedicó exhaustivamente a entrenar y recuperar el ritmo que lo tuvo en la cima. Pero no fue lo único a lo que dedicó sus días. En agosto de 1995, comenzó a visitar de lunes a sábado -de 7 am a 7pm- los estudios Warner Brothers.

Es que en esa misma fecha, MJ firmó contrato para protagonizar la cinta “Space Jam”, una película que combina animación y live action, en la que el deportista es secuestrado por los Looney Tunes, quienes desesperadamente le piden ayuda para vencer a unos extraterrestres en un partido de básquetbol.

“Él sabía que Space Jam no era tan importante como sí lo era volver a jugar básquetbol al nivel que él quería jugar. Y mientras filmaban, volvió a trabajar”, relató Phil Jackson, entrenador de los Chicago Bulls entre 1989 y 1998.

“Necesito practicar. Necesito un lugar donde poder entrenar”, dijo Jordan a la producción de Warner Bros, según él mismo recordó en la serie documental “The Last Dance”. “No te preocupes, te lo construiremos”, le respondieron.

El estudio cinematográfico construyó un gran domo que en su interior tenían todo tipo de máquinas y una cancha de básquetbol que le permitía a el jugador entrenar a gusto junto a su coach, Tim Grover, recoge Clarín.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Space Jam | The Movie (@spacejam_1996) el

“Teníamos el domo Jordan. Era como un gimnasio profesional. Fabuloso”, dijo Joe Pytka, director de “Space Jam”, reconocido por dirigir videos de Michael Jackson como “Bad” y “The way you make me feel”.

Jordan recordó que el trabajo en la película comenzaba a las 7 am, de lunes a sábado. Tenía un descanso de 2 horas -que no era tal, ya que entrenaba antes de volver a grabar-, y al finalizar, cerca de las 19 horas, jugaban partidos informales con estrellas del básquetbol que invitaban al set.

“No sé cómo lo hacía. Cómo filmaba todo el día y luego tenía la energía de jugar tres horas. Jugábamos hasta las 9 o 10 de la noche. Después debía seguir haciendo pesas, y al día siguiente volver a filmar a las 6-7 am. No sé cómo lo hizo. Era como un vampiro”, dijo Reggie Miller, jugador de Indiana Pacers entre 1987 y 2005.

Según explica B.J. Armstrong, exjugador de los Chicago Bulls, tenían la idea de invitar a los mejores de la NBA para que así Michael pudiera entrenar y a la vez conocer a sus rivales. “Se volvió como una moda. Todos querían venir al estudio de Warner Brothers para jugar contra Michael Jordan”, recordó el excompañero de MJ.

En noviembre de 1996, “Space Jam” finalmente llegó a las carteleras de cine. Aunque no tuvo buenas respuestas de los críticos, el público la acompañó masivamente en la taquilla con una recaudación de 230.4 millones de dólares, lo que la convirtió en la película de básquetbol más popular de la historia y la 12ª película de deportes más vista.

Foto: Warner Bros.

Etiquetas