Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

9 maneras de entretener a un niño sin la ayuda de un smartphone

Increíble pero cierto. Es posible que un niño juegue directamente contigo y no con tu celular. La idea se vuelve aún más revolucionaria cuando la usamos por la necesidad de que el pequeño ser humano se comporte. Una sala de espera o una fila especialmente larga son situaciones en las que el mantener al niño ocupado se vuelve una causa de supervivencia.

1

Sin embargo, en nuestra sociedad altamente digital, queremos mostrarle a los más jóvenes que las dificultades se pueden solucionar sin la ayuda de nuestro celular.

Pero… ¿cómo? Pues, muy simple.

Afortunadamente, por cientos de años el hombre ha sido capaz de entretenerse a sí mismo sin la ayuda de la tecnología y eso quiere decir que tuvieron mucho tiempo libre para inventar juegos. Con interacción humana. Algunos los llamarán obsoletos, nosotros los consideramos visionarios. Y es aún mejor, ni siquiera es necesario que los niños sepan leer. Agradezcamos después.

2

1. ¿Conoces esta canción?

Si hay algo que Internet nos ha enseñado es que los niños son capaces de reconocer y bailar con las música que les gusta incluso antes de hablar bien. Con eso en mente, este primer juego consiste en cantar o tararear partes de canciones que sabemos que el niño conoce y preguntarles si la conocen. La idea es que la identifiquen y la canten juntos.

10

2. ¿Qué falta?

Este es buenísimo para jugar mientras esperan que llegue la comida en un restaurante. Elige algunos objetos de la mesa – un tenedor, cuchara y un salero, por ejemplo – y dile que mire(n) cuidadosamente la colección. Luego cubre los elementos con una servilleta y saca uno de ellos sin que puedan ver cual fue. Luego saca la servilleta y pregúntale(s) cual es el elemento que falta.

4

3. ¿Quién soy?

Elige un animal y deja que el niño te haga todas las preguntas que quiera hasta adivinar lo que eres. Ej. ¿Ruges? ¿Vives en un lugar caliente o frío? ¿Tienes pelo?

5

4. Encuentra algo que sea…

Pídele al niño si puede encontrar algo que sea de X color. “¿Puedes encontrar algo rojo?” Puede ser cualquier cosa visible. E incluso, si el lugar lo permite, puede ser que toque la cosa que encontró.

6

5. Caza de formas

Pregúntale al niño si puede ver algo con una forma especifica. “¿Qué vez que sea redondo? ¿Qué vez que sea un triángulo?”

7

6. Veo veo

El juego clásico para niños un poco más grandes. Elige un objeto que tú y el niño puedan ver y luego dices “Veo veo algo _____.” y lo rellenas con un color. Incluso, si el niño ya sabe escribir, puedes completar la frase con “algo que empieza con la letra C”. También le puedes ir dando pistas para que el juego no se ponga aburrido.

8

7. ¿Qué es diferente?

Para ésta vas a necesitar un lápiz y papel. Divide el papel en cuatro y en 3 de los espacios dibuja lo mismo. Luego, en el espacio restante dibuja algo distinto. Haz que el pequeño descubra cual de todos es el distinto. Pero ojo, mientras mayor sea el niño, más difícil hay que hacerlo. Puedes probar hacer diferentes patrones como 4 estrellas en 3 espacios y luego 3 estrellas y 1 círculo en el restante.

9

8. Adivinanzas simples

Piensa en una adivinanza fácil para que el niño adivine. Por ejemplo: “Tengo 4 patas y estoy cubierta de lana blanca” o “Tengo la forma de un círculo, tengo dos manos y estoy rodeado por números” ¿Qué soy?

3

9. Oculto en la mano

Deja que el niño vea la palma de tus manos abiertas. Pon un objeto pequeño, como una moneda, en tus manos y cierra ambas. Luego, ponlas en tu espalda y cambia el objeto un par de veces. Trae las manos al frente y pregúntale en cuál mano esta el objeto.

Ahora ya estás listo para vivir a la antigua. ¡Compártelo con tus amigos para que haya más niños con imaginación!