Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

6 tips para tener una conversación banal y no morir en el intento

Solía odiar las conversaciones banales, o el ‘small talk’, como le llaman los gringos. Pensaba que de seguro me encontraría en una situación de no tener nada en común con el otro y quedarme sin nada que decir. Pero la vida me ha ayudado a aprender de mis errores y a mejorar mis relaciones sociales, pero sobre todo he aprendido que existen tácticas muy útiles a la hora de hablar con alguien con quien necesito hacer redes de contacto en mi vida profesional, o simplemente a alguien que no conozco en una fiesta. Aquí hay 6 tips para sostener conversaciones banales y no morir en el intento:

1. Comienza diciendo “hola”

Siempre he pensado que lo más difícil es acercarme a alguien y presentarme. Recuerda: si están en un evento de networking o en una fiesta, lo más probable es que busquen conocer a gente también. Saluda, y probablemente les saques tú un peso de encima a ellos comenzando la conversación. 

2. Conoce tus puntos fuertes

Es probable que te pregunten sobre tu carrera e intereses. Por eso es importante destacar con tus puntoss fuertes. No se trata de presumir, en absoluto, pero pude ser una forma de llamar la atención de tu interlocutor, además de ser un tema que te acomoda y te es fácil exponer. ¡Y dale tu toque personal!

3. Ten algunas preguntas comodín por si acaso

Algunas de mis favoritas: ¿Cómo llegaste a este evento/fiesta/lo que sea? ¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿De dónde eres? A la gente le gusta hablar sobre sí mismos, así que preguntarles un par de preguntas abiertas puede ayudar a romper el hielo. Preocúpate de mostrarte interesado en las respuestas, eso sí, y encuentra denominadores comunes que te ayuden a relacionarte.

4. Elabora tus respuestas

Cuando alguien te pregunte algo, agrega algunas anécdotas personales (que sean apropiadas, obvio) para mantener la conversación fluyendo naturalmente. Habla sobre eventos importantes de tu vida, experiencias, historias de tu trabajo, y tus logros. Ayudarás a que te conozcan mejor.

5. Haz presentaciones

Si alguien se suma a la conversación, preséntalos para que se sientan bienvenidos e incluidos. Recuerda contarle al recién llegado sobre lo que estabas conversando cuando llegó para ayudarle a sumarse con facilidad a la conversación.

6. Haz una salida con gracia

No me refiero a graciosa de chistosa. Probablemente querrás conocer a más de una persona, así que necesitas saber cómo retirarte amablemente. Dí algo como “Fue un gusto conocerte, nos vemos después”, si es que estás en una fiesta, y si se trata de un evento profesional, no olvides entregar tu tarjeta o compartir contactos. Nunca sabes cuándo los puedes necesitar. Y si la otra persona está sola, es de buena educación presentarle a un amigo, colega o alguien más para que continúe conversando.