Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

5 pasos con los que puedes ayudar a salvar el mundo

No hay dudas de que el cambio climático es real, es causado por los humanos, y que aunque sus efectos ya están aquí, lo peor está por llegar si es que no hacemos cambios reales.

Para la persona promedio, esto puede parecer algo sobrecogedor. Después de todo, es un mundo muy grande y a veces los problemas parecen demasiado grandes como para que los arregle una persona. Aunque es verdad que una persona no puede arreglarlo todo, todos somos capaces de dar pequeños pasos y entregar nuestro granito de arena para un cambio gigante.

Aquí hay cinco pasos fáciles que puedes dar y que harán de cuidar el planeta una tarea increíblemente sencilla:

1. Sé consciente de cómo tus acciones afectan el medioambiente

Aunque la mayoría de las personas están conscientes de que deben reducir la cantidad de tiempo que manejan automóviles para ayudar al medioambiente, otras acciones son poco conocidas. Los globos que se echan a volar tienen el potencial de ser devorados por animales que creen que es comida, lo que es muy peligroso para ellos. Eliminar en la basura baterías viejas y elementos electrónicos puede filtrar químicos dañinos en el sueño. Auqnue a comida empacada individualmente parece conveniente, todo ese plástico extra es una carga para los vertederos.

2. Compra productos más amigables con el entorno

Comprar jabón que no sea antibacterial es un paso sencillo pero que causa gran impacto. También elegir comidas que no sean hechas de aceite de palma ayudará a  preservar hábitats de orangutanes y comprar ropa que venga de fuentes sustentables son fantásticos puntos de partida para hacer un cambio significativo.

3. Come toda la comida que compras

Una tremenda cantidad de agua y recursos van a la producción alimentaria, y el hecho de que un tercio de toda la comida se desperdicie significa que se está estresando el medioambiente por nada. No compres más comida de la que puedes comer antes de que se dañe, lleva a casa todo lo que no comas en un restaurante, y no elimines las sobras de la cena. Aprovechar la comida al máximo no sólo es bueno para el planeta, sino que también ayuda significativamente a tu billetera.

4. Reduce la cantidad de material desechable que usas

Aunque es muy conveniente comprar una taza de café de un barista local cada mañana, el número de tazas de cartón o espuma realmente se va acumulando. os utensilios desechables plásticos pueden ser convenientes, pero es mucho mejor para el planeta usar una cuchara o un tenedor reales. Sacude el exceso de agua de tus manos antes de secarlas para reducir la cantidad de toallas de papel que usas. Eligiendo ítems que pueden ser reutilizados, como una botella de aluminio en vez de una plástica diseñada par un sólo uso, o una bolsa de tela en vez de una plástica, hace las cosas más fáciles para el planeta.

5. Exige acciones reales a tus políticos

Aunque los individuos pueden hacer mucho para ayudar con sus elecciones del día a día, es tarea de los políticos tomar decisiones que afectarán a las corporaciones y extenderñan una red más grande. Contactar a estas personas y asegurarte de que entiendan la importancia de su preocupación por la Tierra es una buena forma de hacer un verdadero cambio.

Por supuesto, no todos pueden simplemente cambiar un par de cosas y eliminar su huella de carbono. Sin embargo, comenzar a ser más conscientes de los problemas del medioambiente es enfrentarlo y tomar acciones positivas para preservar el planeta. Esto nos ayuda a mejorar las chances de trabajar todos juntos y hacer una diferencia real.