Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

5 lecciones de seducción que podemos aprender del reino animal

Está bien. No todos tenemos ese don de la palabra, ni cuerpos trabajados o personalidades  extrovertidas para atraer al sexo opuesto: en pocas palabras, no todos somos atractivos. Pero la madre naturaleza es sabia y de que hay consejos para seguir, los hay. Es cosa de mirar a los machos del reino animal, porque cada uno tiene lo suyo. ¿No nos crees? Checa estos tips.

  1. Sé inteligente al vestirte

A las mujeres sin duda alguna les gustan los hombres con buen sentido a la hora de vestirse y más aún cuando mezclan colores que combinen. Así lo demuestran los pavos reales, que atraen más parejas si tienen las plumas más largas, coloridas y brillantes, especialmente en su cola.

¿Cómo se vincula estas características con conseguir ser más atractivo? Según indica la hipótesis, el hecho de que haya pavos reales que tengan plumas que resalten por su brillo y color significa que son presa natural para sus depredadores por ser llamativos. Sin embargo el seguir vivo a estas alturas dónde los pavos reales alcanzan su madurez sexual, a pesar de sus cualidades, resulta muy llamativo para el sexo opuesto.

  1. Cántale

Cuidado, no creas que todo se queda en la apariencia. Hay que tomar en cuenta lo auditivo y es que no hay nada mejor que escuchar una linda serenata. Bien se puede ver en el reino animal, donde una cualidad bastante considerada son los rangos vocales profundos, fuertes y complejos. Aquí tenemos ejemplos de sobra: los pájaros, las ballenas, anfibios e incluso peces y ratones. Así es, ratones. ¡A vocalizar chicos!

  1. Destácate entre los demás

Otra de las maneras que tienen los animales para conseguir pareja es diferenciándose del otro. Algunas aves construyen nidos y los decoran a su gusto con el fin de mostrarse como el mejor partido. El ave de emparrado, por ejemplo, construye su nido en el suelo con muchas ramas, rocas, bayas y hojas para llamar la atención. Incluso esta ave es capaz de robarle objetos a sus contrincantes o llevarse bolsas plásticas y utensilios brillantes de campamentos con el fin de decorar su nido. Algo desesperado, ¿no?

  1. Ofrécele regalos

A las mujeres indudablemente les gusta ser mimadas con chocolates y flores. Claro, es una muestra de ser atento y es algo que bien claro nuestros camaradas. Hay algunas arañas que consiguen pareja dependiendo del tamaño de la presa que dan como regalo: mayor el ofrecimiento, mejores las expectativas. También hay aves que bailan alrededor de su interés amoroso como regalo con el fin de ganar su amor.

Sin embargo el animal más jugado de todos es la mantis religiosa. El macho ofrece su cuerpo como comida en medio o después del coito con su pareja. Así es, como dicen ahí, comida hecha amistad desecha.

  1. Si no puedes con ellos, úneteles

En la guerra y en el amor todo lo vale, ¡incluso hacerse pasar por alguien del otro sexo! Esta estrategia resulta ser bastante común en las aves, en especial en los combatientes, una raza que se encuentra en Eurasia y África. Estas compiten inflando su pecho para llamar la atención del sexo opuesto y así la más impresionante consigue pareja.

Pero también hay algunos machos que se dan vueltas haciéndose pasar por hembras para estar más cerca de ellas, esperan el minuto para quedarse con alguna en particular y pasar tiempo con ella y ver si consiguen aparearse.