Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

5 consejos para viajar por el mundo sin quedar en la bancarrota

Viajar puede ser muy caro, sobre todo si lo haces solo. Incluso si tu destino es ridículamente asequible, los pasajes en avión y los gastos inesperados, inevitablemente secan tu cuenta en el banco. Hay muchas ventajas para viajar, comer y comprar como un si no fueras turista… pero no sólo se quedan en el ahorro.

Estas opciones también te entregan una experiencia cultural más íntima, y normalmente te entregan de una manera que ni los tours ni los viajes en general no logran. Obvio, si estás en el lugar más turístico del mundo, probablemente gastes muchísimo (o en algunos casos, solamente porque eres extranjero), pero estos datos te ayudarán a ahorrar dinero –y también te darán recuerdos de viajes que durarán más que la mayoría de los souvenirs…

Sé inteligente con los souvenirs

regalo

Compra los regalos, como ropa o artesanías, en las tienditas locales. Dependiendo de tu destino, regatear (y dar propina) puede ser una expectativa cultural (una que normalmente se relaciona con aspectos sociales). Hay países desaprueban el negociar y lo ven como un insulto, así que haz tu tarea antes de partir.

Aprovecha la comida callejera

hotdog

Comprar comida en la calle es más que solamente comer delicioso y barato, también es una posibilidad de conocer la cultura de primera mano. En la mayoría de las ciudades la comida callejera es menos cara, y también es una forma crucial para interactuar socialmente. Estos espacios locales ofrecen la oportunidad de interactuar con gente y aprender cómo, cuándo y por qué comen cierto tipo de comida.

Tip: mucha gente evita la comida de la calle porque dudan de su higiene. Siempre acude a vendedores que tengan una línea, así sabrás que la comida es preparada bajo ciertas reglas; usa tu juicio, busca por aquellos que usen guantes para manejar el dinero o aquellos que tienen a otra persona cobrando.

Sáltate el hotel

no vacancy

Los hostales internacionales generalmente son lugares de tradición familiar que son proveedores locales y muy buenos guías. Sin embargo, no todos cumplen con estas características y a veces son unos infiernos degenerados. Opta por hostales hogareños antes que los tradicionales hoteles.

Tip: Un poco de investigación antes del viaje es una buena idea, te darán un punto de partida para buscar, ya sea un hostal, una pensión, una casa o un refugio. Bonus: Generalmente recibirás buena comida y podrás compartir con más personas.

Sé flexible con los tiempos

weather

Viajar en temporada baja puede ahorrarte una considerable cantidad de dinero en vuelos y hoteles. La temporada alta varía, dependiendo de todo, desde factores culturales o religiosos al clima. Investigar te ayudará a determinar la mejor  época para visitar un destino en función de encontrar los mejores precios y también para evitar las multitudes.

Tip: Los factores climáticos pueden hacer del viaje un desastre. Incluso si no eres sensible a las altas (o bajas) temperaturas o a la humedad, ciertas regiones y actividades pueden ser inaccesibles según las estaciones. Simplemente asegúrate de contemplar todas las variables.

No le temas a la locomoción local

travel

Seguro, puedes tomar un taxi o contratar a un chofer, algunas veces esto es más seguro y más práctico, pero no hay nada como vivir el lugar al que vas como si fueras un residente. La locomoción colectiva es más barata, ayudas a la economía local y además tienes la posibilidad de interactuar con los demás.

Tip: Obviamente no quieres comprometer tu seguridad, así que siempre confía en tus instintos (especialmente si eres mujer y estás viajando sola). Si estás en una región remota y montañosa creo que es mejor que contrates un chofer a que vayas en un bus que se cae a pedazos…