Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

4 trucos que puedes enseñarle a tu perro en 3 simples pasos

Si bien es cierto que podemos aprender mucho de nuestros perros, ellos también pueden aprender cosas de nosotros. Si eres de los que han pasado días enteros tratando de que tu mascota aprenda a dar la mano sin lograrlo, aquí hay una receta que no falla. Estás simples técnicas, te muestran cómo enseñarle nuestro trucos a tu mascota e incluso, cómo enseñarle a hablar.

0

A continuación te mostramos cómo educar a tu perro sin necesidad de ser un domador de bestias experto. Tan sólo sigue estos pasos y dentro de poco tendrás la mascota más lista del vecindario.

1. Dar la mano

Con una deliciosa recompensa en la mano, cerca del suelo. Cuando tu perro levante su mano para tratar de sacarla, dásela de recompensa. Repite esto muchas veces.

Con una deliciosa recompensa en la mano, cerca del suelo. Cuando tu perro levante su mano para tratar de sacarla, dásela de recompensa. Repite esto muchas veces.

Ten una deliciosa recompensa en la mano, cerca del suelo. Dile a tu perro que te de "la mano". Cuando tu perro levante la pata, tu levanta la mano más arriba. Si tu perro eleva su pata a tu altura, dale la recompensa. Repite esto hasta que tu perro levante su pata a una altura suficiente para que te de la mano.

Ten una deliciosa recompensa en la mano, cerca del suelo. Dile a tu perro que te de “la mano”. Cuando tu perro levante la pata, tu levanta la mano más arriba. Si tu perro eleva su pata a tu altura, dale la recompensa. Repite esto hasta que tu perro levante su pata a una altura suficiente para que te de la mano.

Parate en frente de tu perro y ten un premio en tu mano, detrás de tu espalda. Dale la otra mano (vacía) a tu perro y pídele que te de la mano. Cuando te de su pata, sujétala y muebles de arriba a abajo. Dale la recompensa y repite hasta que tu perro levante la pata cada vez que le digas "la mano".

Párate en frente de tu perro y ten un premio en tu mano, detrás de tu espalda. Dale la otra mano (vacía) a tu perro y pídele que te de la mano. Cuando te de su pata, sujétala y muévela de arriba a abajo. Dale la recompensa y repite hasta que tu perro levante la pata cada vez que le digas “la mano”.

2. Venir

Ponle una correa corta a tu perro y mientras lo atraes hacia ti di "ven"

Ponle una correa corta a tu perro y mientras lo atraes hacia ti di “ven”

2b

Ponle una correa más larga a tu perro y dile que “venga”. Si no viene, dale un tirón suave pero firme hasta que se acerque a ti.

Ponte de pie frente a tu perro y dile que "venga". Si la hace, dale un premio. Repetir hasta que se acerque cada vez que lo digas.

Ponte de pie frente a tu perro y dile que “venga”. Si lo hace, dale un premio. Repítelo hasta que se acerque cada vez que lo digas.

3. Acostado

Con un premio en la mano, ponla frente a la cara de tu perro.

Con un premio en la mano, ponlo frente a la cara de tu perro.

3b

Baja la mano hacia el suelo, haciendo que tu perro lo siga. Acerca el premio hacia ti, haciendo que el perro se recueste completamente.

3c

Una vez que esté acostado, dale el premio como recompensa. Repite la acción muchas veces y una vez que ya entienda como funciona, hazlo sin el premio. La idea es que tu perro siga tu mano hacia el suelo, aunque no reciba nada a cambio.

4. Hablar

Presta atención a elementos que hagan que tu perro ladre, como una campana o aplausos. Haz que tu perro "hable" cuando haces sonar la campana. Cuando ladre, dale un premio. Repite esto muchas veces.

Presta atención a elementos que hagan que tu perro ladre, como una campana o aplausos. Haz que tu perro “hable” cuando haces sonar la campana. Cuando ladre, dale un premio. Repite esto muchas veces.

Con la campana cerca, dile a tu perro que "hable" sin hacer sonar la campana. Cuando ladre, dale un premio. Repite esto muchas veces.

Con la campana cerca, dile a tu perro que “hable” sin hacer sonar la campana. Cuando ladre, dale un premio. Repite esto muchas veces.

Con la campana fuera de vista, dile a tu perro que "hable". Cuando lo haga, dale un premio. Repítelo muchas veces, hasta que este manejado.

Con la campana fuera de vista, dile a tu perro que “hable”. Cuando lo haga, dale un premio. Repítelo muchas veces, hasta que este truco esté aprendido.

¿Qué otros trucos quieres enseñarle a tu perro? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Ilustraciones: Little Things