Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

13 malos hábitos que deberías dejar en el 2016 para ser más productivo

Ser más productivo es tener la capacidad de trabajar no más duro sino más inteligentemente, y aprovechar de mejor manera cada día. Hacer más en menos tiempo es una meta muy alcanzable siempre y cuando no te sabotees con malas costumbres.

A continuación van 13 cosas que deberías parar de hacer ahora mismo para ser más productivo.

1. Usar internet compulsivamente

gato compu

Desde que la mayoría de nosotros tiene acceso a internet en el trabajo, es fácil distraerse buscando las respuestas a las miles de preguntas que formula nuestra mente desconcentrada. Un consejo: mejor escríbelas en un cuaderno, así no pierdes esas iluminaciones maravillosas y puedes seguir trabajando sin interrupciones.

2. Multitarea

multitasking

Mientras que hay mucha gente que cree que son increíbles haciendo dos cosas a la vez, las investigaciones han demostrado que sólo el dos por ciento de la población es capaz de hacer más de una cosa a la vez de manera efectiva.

Para el resto de los mortales, el que intentemos hacer más de una cosa a la vez hace que perdamos la concentración y no hace, efectivamente, menos productivos en el largo plazo.

3. Revisar el mail todo el día

email

El acceso constante a internet también puede llevar a que nos metamos todo el día a la bandeja de entrada de nuestros correos. Lamentablemente, cada vez que haces esto, pierdes alrededor de 25 minutos de tiempo para trabajar. Lo que es peor, la constante revisión de emails te hace más tonto.

4. Licencias morales

comer

Independiente sea una dieta nueva, una rutina de ejercicios o un calendario de trabajo, una de las cosas más difíciles para formar un nuevo hábito es la urgencia por hacer trampa (como si fuera un premio) por mantenerte en la rutina por un tiempo.

Esta idea de que “merecemos” derrochar en una comida de lujo después de haber estado ahorrando por una semana es una “licencia moral”, y rompe con los planes que las personas se proponen para mejorar.

En lugar de esto, intenta hacer de tus logros parte de tu identidad, de tal manera que pienses de ti que eres el tipo de persona que guarda dinero o se ejercita de manera regular, más que en alguien que está trabajando su propia voluntad para hacer algo nuevo.

5. Poner en el último lugar el trabajo más importante

working late

Normalmente empezamos el día haciendo las tareas más fáciles primero para empezar a mover la máquina y dejamos el trabajo más difícil para después. Esto es una pésima idea, una que lleva a que normalmente el compromiso importante no se haga.

Las personas tienen una limitada cantidad de voluntad que decae a lo largo del día. Siento este el caso, es mejor dejar las labores más difíciles e importantes hechas al comienzo del día.

6. Tener demasiadas reuniones

meetings

Nada interrumpe más el flujo de la productividad como una reunión innecesaria. Con herramientas como el email, la mensajería instantánea y el video chat al alcance de la mano, es mejor usar las reuniones para presentaciones y discusiones serias que sólo pueden ser realizadas en persona.

7. Estar sentado todo el día

7. Sitting all day

Permanecer en tu silla todas las horas de oficina hace que tu mente entre en un estado de letargo lo que a la larga, provoca que no produzcas al 100% de tu capacidad. Levántate a por un café, ten reuniones caminando, haz un poco de ejercicio, etc. Cualquier cosa que sea necesaria para mantenerte física y mentalmente activo.

8. Apagar la alarma

200 (3)

Puede ser que el apretar el botón para seguir durmiendo en la mañana te haga sentir que tienes un tiempo extra para descansar antes de empezar tu día, pero la verdad es que hace más mal que bien.

Esto porque cuando te despiertas en primera instancia, tu sistema endocrino comienza a soltar hormonas de alerta para hacer que estés listo para el día. Al volver a dormir, estás retrasando este proceso. Además, nueve minutos no le dan a tu cuerpo el tiempo para descansar, necesita un sueño profundo.

Un buen sueño de noche tiene el poder de incrementar la productividad, felicidad, opción de tomar decisiones inteligentes, y desbloquear grandes ideas. El truco de tener el suficiente sueño es planeando antes y apagar la máquina a un tiempo razonable.

9. Fallar en priorizar

Resultado de imagen para homework

Hay algunos que piensan que tener muchas metas es la mejor manera de asegurar el éxito –si una idea falla, al menos hay muchas más de reserva para cambiarlo. Desafortunadamente, esta actitud puede ser extremadamente improductiva. Hay que priorizar en esta vida, como dice mi madre.

10. Planificar mucho

descarga (1)

Mucha gente ambiciosa y organizada trata de maximizar su productividad planeando meticulosamente cada hora del día. Desafortunadamente, las cosas no salen siempre como las planeamos, y un hijo enfermo o una tarea inesperada puede tirar a la basura el plan de todo el día.

En su lugar, podrías tratar planear sólo cuatro o cinco horas de trabajo real cada día, de esta forma tienes la posibilidad de cierta flexibilidad en caso de emergencias.

11. Planear poco

descarga (2)

Todo extremo es peligroso, después de haber dado el punto anterior, deberías tomarte el tiempo para hacer una estrategia antes de intentar realizar alguna meta a largo plazo. Tratar de llegar a la fase final de un proyecto que está a la mitad del proceso puede ser extremadamente frustrante y una pérdida de una gran cantidad de tiempo.

Se recomienda que primero determines qué quieres para el final, luego crear una serie de pasos para ti mismo. Una vez que estás a la mitad, puedes revisar tu trabajo para asegurarte que están bien encaminado y acorde al plan.

12. Dejar tu teléfono al lado de tu cama

descarga (3)

La pantalla LED de los smartphones, tablets y laptops liberan lo que se llama luz azul, la cual puede dañar la visión y suprimir la producción de melatonina, una hormona que ayuda a regular el ciclo de sueño

Los estudios sugieren que la gente con menos melatonina son más susceptibles a caer en depresión.

13. Perfeccionismo

tumblr_netdurvxx51qbu3mbo2_r2_500

Más seguido que la flojera la raíz de la procrastinación es el miedo a notar que estás haciendo un buen trabajo. Comenzamos a trabajar sólo cuando el miedo de no hacer nada supera el miedo de no estar haciéndolo bien… y eso puede tomar su tiempo.

La única manera de superar la procrastinación es abandonar el perfeccionismo y no quedarse pegado en los detalles como si así lograrás avanzar. Pretender que la tarea no importa y que está bien si te equivocas puede ayudarte a comenzar más rápido.