Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

11 horrorosos datos que harán que no te muerdas las uñas nunca más

La costumbre de morderte las uñas puede traer graves consecuencias para tu salud. Es hora de que te detengas.

Sabemos que todos te lo han dicho: “No te muerdas las uñas!”. Pero nadie te ha contado estos datos que te harán pensarlo dos veces antes de volver a hacerlo. De nada.

0

1. Hay de todo tipo de gérmenes malditos viviendo bajo tus uñas

1

Las puntas de tus dedos son hogar de todo tipo de gérmenes y hongos. Un tipo de germen especialmente común en la zona es el Staphlococcus aureus, el cual puede causar terribles infecciones a la piel como abscesos y furúnculos.

2. Cuando te comes o chupas las uñas, se convierte en un paraíso bacteriano

 2

En el año 2007, científicos de India investigaron a un grupo de personas para comprobar si su hábito de morderse la uñas efectivamente transportaba bacterias a su boca. Buscaron las bacterias que más comúnmente causan malestar estomacal y los resultados fueron decisivos. El 76% de aquellos que se mordían las uñas dieron positivo, mientras que solo el 26,5% de los que no se las mordían tenían la bacteria.

3. Si te muerdes las uñas, lo más probable es que ya tengas daño dental

3

Aunque probablemente ya se te había pasado por la mente, esto esta comprobado. En casos extremos, el comerse las uñas ha llevado incluso a dientes quebrados, pérdida de dientes y luxación de la mandíbula.

4. Aumentan las posibilidad de que pulverices tus muelas al dormir

4

Como comerse las uñas es una reacción nerviosa, lo más probable es que si de día lo estás haciendo, de noche aprietes los dientes o directamente tengas bruxismo. Si de partida tienes dientes frágiles, el morder constantemente tus dedos puede llevar a pequeñas fisuras en tus dientes. E, incluso, podría llevar a que se le caigan los dientes si tu caso es muy extremo.

5. Aquellos que usan frenillos pueden causar un nivel muchos mayor de destrucción en sus dientes

5

El Dr Ansa Akram, un experto en ortodoncia de la Universidad de Bristol, dice que los que usan frenillos están cursando aguas peligrosas al morderse las uñas. No sólo ponen al bracket en situación de romperse, sino que además pueden aumentar la reabsorción de la raíz del diente, lo cual básicamente quiere decir que   las células de tu propio cuerpo se empiezan a comer entre ellas mismas y disuelven la estructura del diente.

6. El morderte la uñas te hace propenso a sufrir de gingivitis

6

El morder tus uñas puede ocasionar, accidentalmente, un trauma en tus encías… si, trauma. Un caso especialmente horrible, es el de un niño que se comía las uñas y presentaba un caso de inflamación de la encía muy severo. Esto llevo a que, mientras investigaban el origen de la inflamación, los dentistas descubrieran 6 UÑAS INCRUSTADAS bajo su diente.

7. También sirve para cultivar muy mal aliento

7

El mismo reporte descubrió que aquellos que se mordían las uñas eran más propensos a sufrir de halitosis, también conocido como aliento muy asqueroso. Hay muchas bacterias viviendo en tu boca y la mayoría se supone que esté ahí, pero si te sigues metiendo los dedos a la boca vas a causar que hayan muchos gérmenes que no deberían estar ahí.

8. Tus dedos se pueden convertir en un baño de pus

8

Comerse las uñas y picarse la piel cerca de ellas generalmente van de la mano. Y esto puede ocasionar Paroniquia aguda, lo cual ocurre cuando Staphlococcus aureus (de la que hablamos en el primer punto, ¿la recuerdas?) se introduce en heridas de los dedos. Esto resulta en piscinas de pus alrededor de la uña. Básicamente, es como tener herpes en las manos. Generalmente, puede ser curado con remedios, pero hay veces que deben ser drenados quirúrgicamente.

9. Morderse las uñas incluso puede llevar a sufrir de Infecciones de transmisión sexual (STI). De verdad.

9

Así que resulta que este muy mal habito puede incluso darte herpes. Es extraño pero hay ocasiones en las que lesiones orales se convierten en herpes por la transferencia de bacterias de las manos a la boca. :O

10. El barniz de uñas es básicamente veneno y no se debería comer

10

Muchos barnices de uña contienen formaldehído, que es el químico utilizado para embalsamar cuerpos.  Un estudio de Yale comprobó que aquellas personas que usaban barniz de uñas presentaban menos presencia de bacterias que las que no. Sin embargo, cuando lo ingieres puede ser muy perjudiciales para tu salud. Para que lo tengas en cuenta. 

11. Y, finalmente, tus uñas puede que nunca vuelvan a crecer

11

El comerse las uñas de manera crónica puede dañar la raíz de la uñas, la cual cuando es expuesta lleva a el acortamiento irreversible de las uñas. En otras palabras, si te comes las uñas más allá de un punto, puede llevar a que nunca vuelvan a salir.

¿Te pareció convincente esta lista? ¡Compártela con todos los come-uñas que conozcas!

Fotos: Giphy / Flickr

pixel